martes, 12 de mayo de 2015

MIS BAJEZAS, LAS DE OTROS Carl Gustav Jung

¿No tendríamos que asumir nuestra parte en todas las bajezas y en todas las bellaquerías de las que no vacilamos en creer capaz al prójimo, y a propósito de las cuales, durante toda una vida nos hemos escandalizado? Este procedimiento tiene algo de irritante. Nos damos cuenta e incluso estamos íntimamente persuadidos de que si todos los hombres hicieran tal examen de conciencia la vida tendría posibilidades de hacerse más o menos soportable, lo que no impide que sintamos –seriamente- una aversión violenta a someternos a él a nosotros mismos. ¡Qué alivio, si los otros lo hicieran! Pero solo la idea de hacerlo personalmente es ya insoportable...

El neurótico, sin embargo, bajo el aguijón de su neurosis, está forzado a hacer este progreso.


Carl Gustav Jung. Los Complejos y el Inconsciente. Madrid, Alianza, 1980, p. 298.

No hay comentarios:

Publicar un comentario