domingo, 13 de mayo de 2018

Tres estados del proceso creativo


“In terms of artistic evolution, we all proceed from one logical plateau to another. First is imitation, wich means duplication of what came before; second is style, wich is personal use of the vocabulary thus adquired and in current use; and finally, if it happens, is innovation, wich implies a yet-to-be-know approach to the art. Artistic maturity means passing trough these stages at a very even, throrough rate over a long period. Devotion to one stage before moving on the next is essential. Ant that usually means in part repeating something over and over until it reaches the highest level. One must attain artistic validity in one area in order to move on to the next.” David Liebman (1975). Sweet hands. Beverly Hills, A & M Records, Inc.




 


miércoles, 18 de abril de 2018

Economía en la arquitectura

El libro de Leland Roth -Entender la arquitectura- está compuesto por dos secciones, la primera dedicada a la teoría, la segunda a la historia. La primera parte concluye con un capítulo titulado "Arquitectura, memoria y economía". Roth nos dice que a veces lo barato sale caro y cabría agregar que muchas veces lo costoso vale la pena. Para explicar esto, cita a un destacado economista: John Kenneth Galbraith. Reproduzco las palabras con que cierra el capítulo:

"El rédito de un edificio público no se mide meramente por la función que cumple. Es el goce global que produce a la comunidad. Según esto, un edificio puede ser muy caro, pero, a la vez, una auténtica ganga, por el placer que proporciona. Los restos mortales de Mumtaz Mahal y Shah Jahan podían, sin duda, haber encontrado un reposo higiénico en un edificio mucho más barato; pero, con un coste superior (estimado por algunos en unos ocho millones de dolares), Shah Jahn construyó el Taj Mahal. Desde entonces, medio mundo ha gozado de este edificio. Sin duda, esta fue una economía bien entendida. Nuestro cuestionario debe ser similar. El edificio más económico es el que promete proporcionar el mayor placer por el precio que cuesta."

Leland Roth 2007. Entender la arquitectura. Barcelona, Gustavo Gili, p. 143.


https://www.google.com/search?biw=1366&bih=662&tbm=isch&sa=1&ei=8qTXWqbbLYGHggeMparABw&q=taj+mahal+interior&oq=taj+mahal+interior&gs_l=psy-ab.3..0l2j0i30k1l8.32558.35373.0.36170.9.4.0.5.5.0.196.635.0j4.4.0....0...1c.1.64.psy-ab..0.9.670...0i67k1.0.ecJter0FlfY#imgrc=FLLuoyIlsJNppM:

lunes, 2 de abril de 2018

Programa "Textos y Obras: Arquitectura y proyecto en dos hemisferios.


Este es el programa de una de las materias que llevo adelante en la FAU-UCV, dentro del área de teoría de la arquitectura, en el Sector Diseño. En entrada anterior se puede ver el trabajo del estudiante Vicente Álvarez. 


UCV FAU
ESCUELA DE ARQUITECTURA SECTOR DISEÑO
TEXTOS Y OBRAS: ARQUITECTURA Y PROYECTO EN DOS HEMISFERIOS
Los arquitectos no construyen ellos mismos sus casas. Para ver realizadas sus ideas dependen por un lado de los trabajadores y, por otro, de los constructores que aportan el dinero y que, en inscripciones y documentos, aparecen como los verdaderos autores de las obras. El ar­quitecto ha de comunicarse con unos y otros. Hay que ex­plicar el proyecto; se han de fundamentar las decisiones que exigen aportación financiera y discutir las objeciones: el proyecto se desarrolla mediante el diálogo. Detrás del cliente está el público, en cuyo mundo se va a situar la obra y que ha de comprender qué ha hecho el arquitecto y por qué lo ha hecho así y no de otro modo. Para todo esto se exige la capacidad de articular verbalmente las materias arquitectónicas, para que las puedan entender también los que no son especialistas. Pinturas o esculturas «hablan» por sí mismas, remiten a las materias que están representadas en ellas; de las obras arquitectónicas no se puede decir lo mismo. Una columna es una columna: no dice para qué está ahí y sobre lo que posiblemente se ha querido expresar con ella, más allá de su función como elemento arquitectónico. Por esto, los arquitectos -de Vi­truvio y sus hoy desconocidos antecesores a Frank Lloyd Wright y Daniel Libeskind- no solo han construido, sino también escrito. No es que al principio hubiera sido la palabra; siempre fueron las construcciones (…) y no los manifiestos donde salieron a la luz las nuevas ideas arquitectónicas. Pero los textos hacen posible entenderlas. (Thoenes. En AA. VV., 2003: 8-9).

I-PREGUNTAS INICIALES
-¿La arquitectura tiene un lenguaje propio?
-¿Cómo se piensa y como se habla acerca de arquitectura y proyecto?
-Sí el código ético de la medicina tiene que ver con la salud y el de la ingeniería con la resistencia y la seguridad; ¿Cuál es el código ético de la arquitectura?
-¿Cuáles son los “saberes” de la arquitectura y del proyecto? ¿Se pueden cuantificar? ¿Cómo?
-Pregunta final: ¿Cuáles son las razones o ideas irrenunciables para la práctica de la arquitectura, a partir de un tiempo y un espacio determinados (Venezuela hoy)?
II- DESCRIPCIÓN DE LA ASIGNATURA
Partimos de algunos reconocimientos previos. Estos son:
*-las relaciones entre teoría y práctica de la arquitectura no están claras.
*-Cuando hablamos acerca de arquitectura solemos olvidar la necesidad de emplear un lenguaje adecuado y específico.
*-Las dos cuestiones anteriores se revelan –descarnadamente- en los discursos que acompañan las explicaciones de ejercicios de diseño, por parte de los dos actores fundamentales: el profesor y el alumno.
Así, el curso se propone una indagación y toma de conciencia acerca de dos formas de lenguaje específicos de la arquitectura:
*-Aquel del proyecto.
*-El discursivo.
Subrayaremos así el objetivo que nos proponemos alcanzar: que ambos lenguajes sean propios de la arquitectura. 
Esto conduce a dos objetivos e investigaciones particulares:
1-sobre la naturaleza del proyecto y la arquitectura
2-Sobre términos y expresiones especializadas y propias de la arquitectura.
Para ambos casos asumimos una doble tarea: negativa-positiva.
La negativa consiste en el descarte de aquellas ideas expresiones y términos que no son adecuados, o bien por su imprecisión o bien porque provienen de otras disciplinas.
Aquella positiva se propone el desarrollo de una conciencia y de un lenguaje propio, que atañen fundamentalmente a la arquitectura y a las formas de proceder en el trabajo de proyecto.
III-LINEAS TEMÁTICAS
III.1-REFERENCIAS TEÓRICAS
-El malentendido persistente: Vitruvio y la tríada
-Arte y ciencia en el proyecto (Bernal y Scott)
-La escisión entre ingeniería y arquitectura
-Hechos de la arquitectura
III.2-TÉRMINOS ESPECIALIZADOS
III.2.1-TÉRMINOS PARA UNA MEMORIA DESCRIPTIVA
-Descripción del terreno (topografía, lugar, implantación)
-Variables urbanas (normas)
-Criterios de diseño
-Organización funcional
-Estructura física y estructura perceptiva
-Valores formales, espaciales, técnicos.
III.2.2-TÉRMINOS PARA EL PROCESO
-Idea y referente
-Interpretación y reinterpretación
-Arquitectura moderna, arquitectura contemporánea, arquitectura postmoderna, arquitectura orgánica, arquitectura funcionalista, arquitectura racionalista, bstracción
-Muro-cortina
III.3-TEXTOS Y REFLEXIONES
-Luis Barragán, Louis Kahn, Tadao Ando, Peter Zumthor, William Curtis, Rafael Moneo y
Kenneth Frampton
IV-EVALUACIÓN
Durante el semestre se realizarán dos tipos de evaluación. A continuación se describen. 
IV.1. 1º EJERCICIO. CONTROL DE LECTURA SEMANAL. Trabajo individual. Suma de 12 trabajos, uno por cada uno de los temas del programa (50% de la nota final)
Cada alumno realizará un control de lectura en cada sesión de clase, del texto señalado para tal fin. Cada uno de estos trabajos se entregará en la clase en la que corresponde desarrollar el tema respectivo. El control de lectura se entregará en una única hoja tamaño mitad de carta (8,5” x 5,5”) sin ninguna carpeta, realizada en computadora o con máquina de escribir (tamaño de letra: 10 u 11). No se aceptarán trabajos escritos a mano. Se puede utilizar el reverso de la hoja para identificar el trabajo, para ubicar el título o en el caso que sea necesario agregar algunas líneas al texto.
El control de lectura incluye:
-Dos ideas principales del autor.
-dos preguntas
-palabras claves
-síntesis-resumen del texto en un máximo de 04 líneas.
En cada trabajo se debe identificar:
-Un título, que no es ni el título original del texto, ni el nombre del tema correspondiente.
-El tipo de trabajo. En este caso: “Control de lectura y análisis de…”
-El número que identifica el tema del programa sobre el que se realiza el trabajo.
-Los datos bibliográficos.
-La identificación del alumno.
NOTA: Es indispensable que los trabajos se entreguen en las fechas señaladas.
IV.2. 2° EJERCICIO. TEXTO DESCRIPTIVO SOBRE UNA OBRA Trabajo individual (50% de la nota final) Fecha de entrega: última sesión de clases.
Cada alumno presentará un texto en el que describirá una obra asignada a comienzos del curso. El texto estará acompañado de imágenes elaboradas exclusivamente por el alumno. El trabajo se entregará en hojas tamaño carta. Igualmente, cada alumno presentará el trabajo final en formato digital, para acompañar la presentación oral.  
A lo largo del curso se realizarán ejercicios y entregas con el objeto de profundizar en los siguientes puntos, así como en la incorporación de las ideas fundamentales de los textos leídos.  
1-Propuesta de índice
2-Descripción del proyecto y obra asignada
3-Indagación sobre el empleo de términos adecuados
4-Contextualización (espacio-temporal) cultural del proyecto
El desplegable puede incluir una carátula dura. Se pueden utilizar las dos caras de las hojas. Imprimir directamente en la cartulina. No se permite pegar hojas sobre cartulina.

V-BIBLIOGRAFÍA
-AA.VV. (2003)                         Teoría de la arquitectura. Colonia, Taschen.
-ARNAU, Joaquín (2000)          72 voces para un diccionario de arquitectura teórica. Madrid, Celeste Ediciones.
-BONTA, Juan Pablo (1977)     Sistemas de significación en arquitectura. Barcelona, Gustavo Gili.
-BORNHORST, Dirk (2001)         Valores perennes en la arquitectura. Caracas, Oscar Todtman Editores.
-CURTIS, William (2007)                  La arquitectura moderna desde 1900. London, Phaidon Press.
-FONATTI, Franco (1988)           Principios elementales de la forma arquitectónica. Barcelona, Gustavo Gili.
-KAHN, Louis (1984)                 Forma y diseño. Buenos Aires, Nueva Visión.
-KAHN, Louis (2006)                 Conversaciones con estudiantes. Barcelona, Gustavo Gili.
-MONEO, Rafael (2012)           “Lección inaugural Universidad de Navarra curso 2010-2011”. (Presentación del libro "Apuntes sobre 21 obras"). Recuperado el 10-VIII-2012. http://www.youtube.com/watch?v=pPMAtMe-J3c.
-RIGGEN, Antonio (2000)         Luis Barragán escritos y conversaciones. Madrid, El Croquis Editorial.
-ROTH, Leland (1999)               Entender la arquitectura. Barcelona, Gustavo Gili.
-STROETER, Joao R. (1997)   Teorías sobre arquitectura. México, Editorial Trillas.
___________________  (2005)    Arquitectura y forma. México DF, Editorial Trillas.
-ZUMTHOR, Peter (2009)           Pensar la arquitectura. Barcelona, Gustavo Gili.


Vicente Álvarez. Can-Lis en seis paradas.

Se incluye abajo el trabajo realizado por Vicente Ávarez -FAU-UCV- durante el período II-2017, recientemente finalizado. Se le pedía a los estudiantes realizar una descripción de una obra, poniendo especial atención al correcto empleo del lenguaje así como a realizar un texto alejado de lugares comunes y de fórmulas habituales. Los dibujos -con intención analítica por parte del estudiante- son una parte importante del ejercicio. 

En la siguiente entrada publicaré el programa de la materia en la que se realizó este trabajo, como complemento. 













lunes, 19 de marzo de 2018

La forma siguiendo a la función


En Arquitectura y Forma (2005), Joao Rodolfo Stroeter dedica un capítulo a la relación entre forma y función (capítulo 8. Racionalismo y Funcionalismo). Dice que para Vitruvio, la arquitectura es producto de la suma de función + estructura + belleza. Para el funcionalismo, la ecuación de transforma en: función + estructura= belleza. Y analiza con detenimiento el célebre postulado “la forma sigue a la función”.

Una observación importante que hace Stroeter es que tanto forma como función implican conceptos “amplios e imprecisos y, por eso, difíciles de definir.” (Stroeter, 200: 136). Así:

… Es forma el espacio interior de Santa Sofía, en Constantinopla, como el capital jónico de Artemisa, en Éfeso. Son formas la plaza de la basílica de San Pedro, y la estructura en concreto de la catedral de Brasilia. Son formas arquitectónicas las esculturas de la catedral de Chartres, la luz que pasa a través de sus vitrales y los delicados ensambles en madera de los templos japoneses. (Ídem).

Forma, en arquitectura, pueden ser valores escultóricos o decorativos, la luz, el volumen, las proporciones, la disposición, las perspectivas (Ídem). La variedad de la función no es menor; se refiere a la distinción que hace Umberto Eco entre función utilitaria y función simbólica. De alguna manera, a la arquitectura moderna se le puede endosar un marcado esquematismo en la relación forma-función, mientras que el post-modernismo juega hasta el exceso con esta relación (edificios en forma de pato, perrocaliente o binoculares).

Es interesante, reproducir un pensamiento de Tadao Ando, en una línea que Stroeter define como una oposición a la simplificación del aforismo funcionalista. Esto es lo que dice Ando:

Creo en separar la arquitectura de la función, después de asegurar que los requisitos esenciales se cumplen. En otras palabras, me gusta ver hasta donde la arquitectura es capaz de seguir la función y, en la conclusión de este proceso verificar cuánto arquitectura y función se distanciaron. La esencia de la arquitectura se encuentra en la distancia entre ella y la función (…) En algún momento de la búsqueda racional de la función, las cosas toman formas. Todo esto debe percibirse desde el punto de vista del creador. No hay cómo explicar el fenómeno objetivamente, pero éste ocurre cuando se va más allá de las funciones y algo permanece sin relación directa con ellas. Es difícil explicar con palabras ese algo más. La arquitectura se hace de elementos definidos e indefinidos. El ajuste teórico entre funciones y formas, y la utilización rigurosa de formas geométricas son manera de trabajar con los elementos definidos. Lo indefinido se semeja a las relaciones que surgen de cosas que fueron llevadas a extremos. El descubrimiento de esos elementos indefinidos esté detrás de mi tentativa de separar la arquitectura de la función. Es la razón de mi intento de llevar un mensaje espiritual más allá de las funciones. 
(Tadao Ando. En: Stroeter, 2005: 137).

Para concluir el capítulo Stroeter ofrece unas contestaciones al aforismo “la forma sigue a la función”. Leamos:
            Función es forma y estructura es forma
            Función es estructura y forma es estructura
            Forma es función y estructura es función. (Stroeter, 2005: 138). 

Cuando leemos estas variantes juguetonas sobre el trajinado lema de la forma siguiendo a la función podemos quedar desconcertados. Nos percatamos de que hay muchas más variables y así mismo más combinaciones de las que antes suponíamos.

Lo que parece suceder es que el determinismo atrae. Permite razonamientos simples y directos. Y parece que de esto obtenemos seguridad. La noción de causa-efecto ha sido un poderoso instrumento en la educación convencional.

Stroeter cuestiona justamente esa seguridad.

Y si observamos –sin prejuicios- a los edificios y a las personas viviendo en ellos nos daremos cuenta de que la arquitectura puede ser muy variada e igualmente descubriremos la flexibilidad con que las personas se adaptan a diversas circunstancias.

 Si creemos que cuando tratamos de arquitectura las categorías teóricas están por encima de las ricas posibilidades de las obras concretas podemos quizás proponer sentencias, pero corremos el riesgo de limitar la arquitectura. Y esto es tanto inútil como pretencioso.




En las dos fotos, la Plaza Cubierta de la Ciudad Universitaria de Caracas. Podemos preguntarnos en relación con su función:

-¿Es el vestíbulo del Aula Magna, un auditorio de más de 2000 puestos?
-¿Es un museo abierto?
-¿Por qué la llamamos plaza?
-¿Es un espacio de circulación o es un espacio de permanencia?
-¿Cuál es su función utilitaria?

Y podemos hacer algunas preguntas en relación con su forma:

-¿Es atributo de forma las calidades cambiantes de luz a lo largo de las horas, los días y los meses?
-¿A que obedecen los bordes curvos de todo su perímetro?
-¿A qué función obedece el hecho de que sea techada?
-¿Sus formas sugieren funciones más allá del programa?

Son sólo algunas preguntas.

Lo que no necesitamos preguntar es si este espacio es magnífico.

Lo es.
  
Bibliografía consultada

Joao Rodolfo Stroeter. 2005. Arquitectura y Forma. México DF, Trillas.