miércoles, 17 de junio de 2015

UPPER AL EGO DE SÁENZ DE OIZA

El autor debe ser un elemento absorto, ausente de su propia obra. No creo que se deban firmar los proyectos. Firmar es deformar para que tengan el sesgo personal, la pluma en el sombrero...

José María de Lapuerta 1997)  El croquis, proyecto y arquitectura (Scintilla Divinitatis). Madrid, Celeste ediciones, p. 25.


No hay comentarios:

Publicar un comentario