viernes, 19 de junio de 2015

NUESTRO PROPIO COLLAGE. II-ARQUITECTURA DEL TRÓPICO

Enunciados simples, igualmente obvios: arquitectura adecuada al clima y arquitectura del trópico. Sin embargo, llama la atención el desconocimiento de estas determinantes en tantos edificios de nuestro país.

El clima tropical es un factor que marca modos de vida, formas culturales, expectativas sociales, potencialidades creativas. El tema del trópico puede llegar a conformar un aspecto esencial de una aproximación teórica a la arquitectura y puede también conformar un importante rasgo psicológico colectivo

¿Qué significa este tema en la arquitectura venezolana?

Significa incomprensibles edificios con techos de vidrio ansiosos de luz y calor, cuando aquí calor y luz sobran.

Pero significa también la estupenda lección que nos da Carlos Raúl Villanueva. 

Inevitable entonces que miremos una vez más su arquitectura.  

1- LOS ELEMENTOS DE LA ARQUITECTURA COLONIAL

 Este es el título de un artículo de Villanueva que muestra las respuestas esenciales al problema climático tropical: el patio y el corredor, la celosía y la romanilla, el alero. Estos elementos, están presentes en la arquitectura tradicional venezolana, en algunos edificios modernos, en las primeras obras del propio Villanueva. En la Ciudad Universitaria  de Caracas, se llevan a un punto culminante, fundidos entre otros valores. 

El artículo está acompañado de unos sintéticos croquis, plenos de interés didáctico.

 



2- LA CIUDAD UNIVERSITARIA DE CARACAS

 La más importante obra de la historia de la arquitectura venezolana –la Ciudad Universitaria de Caracas- reúne un conjunto de valores reunidos en una gran síntesis: modernidad constructiva y conceptual, la llamada síntesis de las artes y una respuesta adecuada al clima. Para Villanueva, la arquitectura tradicional venezolana constituye una importante referencia relativa al tema de la adecuación climática al trópico. En la Ciudad Universitaria se pueden destacar algunas respuestas claves, tales como: el predominio del techo sobre la pared, la utilización del corredor, elementos que impiden la exposición directa al sol, tales como los parasoles y aleros, y las diversas gamas de bloques calados.

EL BALCÓN

EL ALERO Y EL PARASOL

LA SUPERFICIE TAMIZADA

 LA SUPERFICIE TAMIZADA

EL PATIO

 EL CORREDOR

3- EL ESPACIO CUBIERTO

 En el artículo El espacio cubierto de Makoto Suzuki, este arquitecto japonés nos muestra desde la visión de otra cultura y otro clima los rasgos esenciales de la propuesta de Villanueva.

El título es revelador, y destaca como el gran hallazgo de Villanueva se logra a partir de una toma de distancia de esquemas habituales de configuración del espacio frecuentemente utilizadas. En el libro  Ciudad Collage abundan plantas de llenos y vacíos, o de blancos y negros, que expresan la gestalt de la forma urbana tradicional. El lleno-negro es un espacio construido, ocupado y eventualmente privado. El vacío-blanco es el espacio urbano, no ocupado, no construido. Pero, ¿como representar, bajo este método, un espacio como la Plaza Cubierta de la CUC, que no corresponde a alguno de los opuestos señalados?

Villanueva nos propone una nueva Gestalt, la del espacio en corte, la del espacio delimitado por el techo y ya no por los planos verticales.

  EL ESPACIO CUBIERTO

  
4-TRÓPICO FESTIVO

Digámoslo claramente: el clima tropical es benévolo. Si se entiende esto en función de las capacidades festivas de la arquitectura se pueden lograr unos efectos de vegetación, color y luz de alto vuelo.

El rudo concreto armado y los colores fuertes se encienden y adquieren plenitud.

El paso de la luz por los planos tamizados genera hermosos efectos visuales. Como bien señala Alberto Campo Baeza, la luz natural remite al paso del tiempo. Los efectos cambian a lo largo del día, a lo largo de los meses. El paisaje arquitectónico se aviva y renace permanentemente.

Las fotos que colocamos lo ilustran ¡Gracias Villanueva!

 
LOS COLORES FUERTES, PUROS

 
VEGETACIÓN, LUZ Y COLOR


 LA LUZ FILTRADA

5 comentarios: