martes, 7 de julio de 2015

HERMANN HESSE. INDIVIDUO, SOCIEDAD Y VALORES


¿Qué es grande o pequeño, importante o insignificante? Los psiquiatras declaran a un hombre enfermo mental si reacciona de manera sensible y violenta frente a pequeñas perturbaciones, incitaciones nimias, ofensas triviales a su dignidad, mientras el mismo hombre, quizá, soporta sereno sufrimientos y conmociones que a la mayoría se le antojan muy graves. Y se considera sano y normal a un hombre al que se le puedan pisar los pies durante mucho tiempo sin que lo note, a un hombre que soporta sin quejas ni quejas la música más mísera, la arquitectura más pobre, el aire más viciado, pero que golpea la mesa y jura por todos los diablos en cuento pierde jugando a las cartas. He visto muy a menudo en lugares públicos a personas de buena fama, tenidas por normales y dignas, maldecir y jurar de modo tan fanático, tan grosero, tan puerco a causa de un juego perdido –y más cuando consideraban justo achacar a un compañero la culpa de esa pérdida- que sentí la necesidad de solicitar al médico más próximo la internación de esos infelices. Y es que hay muchas escalas de valores, todas ellas aplicables; pero considerar sagrada una de ellas, ya sea la de la ciencia o la de la moral pública del momento, no lo lograré nunca.


HESSE, Hermann (2008)           Lecturas para minutos, 1. Madrid, Alianza Editorial, pp. 31-32. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario